West highland terrier

Los perros West highland terrier son una raza originaria de Inglaterra.  Estos caninos pertenecen a la familia de los terrier por lo que comparte algunas características parecidas. Tienen una expresión dulce y alegre.  Su tamaño es mediano y robusto, alcanza una altura aproximada de 25 a 28 cm y un peso de 7 o 10 kg.  La cabeza es grande en comparación con respecto al resto del cuerpo, las patas son cortas pero musculosas, las orejas son pequeñas en forma triangular y erguidas, la cola es corta, recta y la lleva en alto la mayor parte del tiempo.

Todo su pelaje es de color blanco, el pelo es liso, largo además de suave. Requiere de cuidados su pelaje con cepillado y baños regulares así como un corte de pelo cada 6 meses para que este en buenas condiciones.  El carácter de estos perros es equilibrado, cariñoso, alegre,  atrevido, sensible, juguetón,  tiene una actitud vigilante que lo hace un buen perro guardián.  Estos perros pueden ser un poco tercos por lo que se lo debe educar con firmeza, atención, constancia y afecto para que sea obediente. Nunca con gritos ni malos tratos físicos ya que los efectos son muy negativos.  Es conveniente desde cachorros comenzar su entrenamiento para lograr mejores resultados.  A estos perros les gusta jugar con los niños por lo que es una excelente mascota familiar pero también tiene cualidades como perro guardián.  Estos perros se adaptan bien a vivir en departamentos o espacios reducidos pero deben realizar actividad física diaria. En caso de tener espacio disfrutan de jugar y correr en los jardines.
Los West highland terrier son perros activos por lo que necesitan ejercicio regular para gastar energía ya que posee mucha.  Esta raza son muy saludables solo son propensos a problemas de piel por ser sensible y seca por lo que son frecuentes las erupciones. Estos perros alcanzan una expectativa de vida promedio de 15 años.  Para lograr que un ejemplar de West highland terrier tenga una vida larga y saludable debe tener una alimentación equilibrada, vacunas al día, paseos diarios, cuidados de su pelaje y una visita periódica al veterinario.

Deja un comentario