Kyi Leo

La raza de perros Kyi Leo es originaria de Estados Unidos. Estos animales son pequeños y son muy reconocidos como una excelente mascotas o perros de compañía. El cuerpo de estos perros es musculoso, alcanzan una altura de entre 20 y 30 cm y un peso de 4 a 6 kg.

La cabeza es bastante grande con respecto al cuerpo, las orejas son de tamaño mediano y caen al lado de su cráneo, la cola se enrosca sobre la espalda. La cara de estos perros está cubierto de pelo, tiene bigotes y barba lo que le da un aspecto muy tierno.

 

 

El pelaje es largo, con una textura sedosa y ondulada. Los colores del pelo de estos perros son combinaciones de blanco y negro o blanco y café.  A pesar de tener el pelo largo es simple su mantenimiento. Con un cepillado a la semana es suficiente para que no se enrede, un corte de pelo cada tanto es necesario para que este prolijo y hermoso el pelaje de los Kyi-Leo. Esta raza de perros tienen un buen carácter, pero además son animales afectuosos, activos, juguetones con su familia. Pueden ser un poco tercos cuando no se los entrena. Suelen desconfiar de los extraños. Es importante sociabilizarlos desde cachorros para que se comporten como se espera, es fácil hacerlo porque son perros inteligentes. Estos perros establecen una buena relación con niños y con otras mascotas de la casa.

Los Kyi-Leo es una raza ideal para vivir en lugares pequeños ya que no necesitan demasiado espacio para estar cómodos. Lo que es importante es que deben hacer ejercicio para estar saludables. Es recomendable realizar una caminata diaria para que pueda gastar energía. Esta raza de perros deben vivir en zonas con climas fríos o templados, ya que sufren el calor por el tipo de pelaje que tienen. Estos animales son proclives a sufrir sobrepeso, lesiones y dolores en la espalda, patas y otros huesos ya que son frágiles. Estos perros alcanzan un promedio de vida de 12 a 14 años.

Los Kyi-Leo son una raza excelente para tener como mascota no solo por su carácter, tamaño sino porque no requiere de demasiados cuidados.

Deja un comentario